10 feb. 2012

Delirium, Lauren Oliver

Reseñado por: Blanca



"En el siglo XXII los científicos han puesto fin a la pandemia que, durante milenios, asoló el planeta. Era tan grave que, encontrada la cura, el gobierno decretó su administración a todos los ciudadanos a partir de la mayoría de edad.
Lena Holoway está emocionada. Lleva años esperando cumplir los 18. Por fin vivirá sin dolor, de un modo predecible y feliz."
 Delirium es una novela distópica que nos muestra un punto de visto sobre el amor completamente diferente. Estamos acostumbrados a leer sobre que el amor es una virtud y aquí nos lo muestran como una enfermedad que nos hace delirar y no nos deja pensar con racionalidad. Lauren Oliver nos deja entrever una sociedad en la que la madurez y la frialdad están al orden del día y en la cual todo rastro de cariño o amor es aniquilado como si de una plaga se tratase. Y hasta aquí un pequeño resumen de la sociedad que la autora nos presenta en este maravilloso libro.


   El personaje principal de Delirium es Lena una chica que, sin duda alguna, mejora muchísimo a lo largo de todo el libro. Empieza como la típica niña que no sabe otra cosa que hacer lo que sus papas (en este caso sus tíos) le dicen que haga sin importar si es lo que ella quiere, y termina siendo una sin-ley que es capaz de revelarse contra el sistema. Pero lo bueno de todo esto es que no es la típica heroína (que como ya he dicho muchas veces) se deja salvar por el maromo de turno y que no sabe pelar una naranja sin cortarse. No, Lena es independiente y no necesita a nadie para que la ayude a tomar decisiones; esto creo que es ya un punto a favor debido a que estamos hartos de tener que soportar niñatas que no saben que en los callejones oscuros es donde están los asesinos y no en las principales vías (con iluminación y ¡oh!, policías).
    En este caso el chicarrón que vuelve loca a la protagonista no es ni más ni menos que ¡Álex! Y lo digo con tal emoción porque me parece, sin lugar a dudas, el mejor churumbel que ha tenido la literatura juvenil en muchos años. Es el típico chico que te encuentras por la calle no un pibón de calendario que tiene más musculo que cerebro.Me encanta su estilo, el que pueda parecer un chico tan normal y que luego resulte que es una joya, el yerno que todas las madres querrían.
     Y el último personaje que quiero destacar es a Hanna, la mejor amiga de Lena, una chica de las que hacen que la gente se gire a mirar cuando va por la calle y que, sin embargo, es al primera que empieza a revelarse contra la sociedad que le ha tocado vivir. Una amiga que ,aunque durante el libro tiene algunos problemas con Lena, es la única que la al final la ayuda a conseguir su sueño.
    Que decir de Delirium cuando ya está todo dicho, es uno de los mejores libros que he leído. La autora engancha desde el primer momento y no cae en los tópicos en los que incurren la gran mayoría de los libros juveniles. Me tengo que arrodillar ante Lauren Oliver porque nos ha demostrado que sabe manejar la historia, que sus personajes tiene profundidad y que sabe cual es el momento justo para para la acción aunque a nosostros nos mate. 
   Estoy deseando leer la segunda parte que promete ser una joya en estado puro ya que el final de Delirium me ha dejado con el corazón en un puño. Mi más sincera enhorabuena ha esta autora que nos ha encandilado con una historia que tiene tanto aventura como amor y que me ha hecho llorar como una magdalena.

2 comentarios:

  1. Intentaré dar un vistazo al libro, porque a pesar de que me gusta esta temática, ya no se por dónde empezar con tantas buenas recomendaciones.

    ResponderEliminar
  2. pues deberiais curraros mas la presentacion que leerlo asi aburre a las piedras

    ResponderEliminar