31 ene. 2012

Éxodo, Anissa B Damon,

Reseñado por: Blanca

"Voy a darte los tres consejos que a mí no me dieron.

Este es el primero:
Olvida todo lo que te han contado: los vampiros no existen, los lobos son solo animales y los magos, las hadas y los duendes se encuentran encerrados en grandes tomos de hojas desgastadas.

Quiero mostrarte la otra cara del mundo. Un lugar donde el peligro se enmarca en perfectos rostros de porcelana perlada, el amor es como una bestia salvaje sedienta de sangre que acecha y te arranca el corazón mientras estás dormido y la felicidad... la felicidad es un delito que se paga muy caro."
   Mi primera impresión fue que era un tema original, pero empiezas a leer y dices "¿Qué es esto?" Vale que no hay mucha gente que ha hablado de la muerte más allá del tema de los vampiros pero la autora cae en los mismos tópicos que te puedes encontrar en Crepúsculo. 
   El principio me parece lento y un poco confuso ya que la chica parece vivir en un mundo aparte hasta que aparece, como no, un maromo con un cuerpo de escándalo y una mirada que la derrite; este es el primer tópico en el que la autora cae: no todos los hombres del mundo tienen un pelo encantador y una sonrisa arrebatadora, es más, la mayoría no es así por lo que me pregunto como es posible que todos los protagonistas sean tan maravilloso, ¿ vivirán escondidos para el resto de las mortales o es que no existen?
   El siguiente tópico que aparece es el que defino como "Síndrome de Bella"; parece ser que las protagonistas no pueden ser fuertes y vivir por ellas mismas, dependen del guaperas de turno para que las solucionen todos los problemas y las salven del peligro como si ellas fuesen unas inútiles; y no es que sea malo, yo también quiero un príncipe azul que me saque de la torre, pero en serio ¿es necesario que ellas no puedan saber un poco de defensa personal o que se metan siempre en los lugares en los que una persona normal no se metería?
   Para variar nos encontramos con otro tópico más. No es por criticar pero tu novio no siempre tiene que ser el tipo malo con aires de John Travolta en Grease; hay muchos tipos buenos por el mundo que seguro que merecen más la pena que del que te has enamorado a primera vista (que raro que no se enamoren tras tres años de conocerse) pero como eres tan dura y te atrae tanto el peligro, ¡qué más da que sea tu asesino potencial siempre y cuando tenga una tableta de chocolate!
   Y tras esto llega el último tópico, que también pertenece a los que se han sacado de Crepúsculo, y es que la protagonista no entiende porque el hombre de sus sueños la ha hecho caso porque como ella es tan normalita y él es un futuro dios... Pero lo que ella no se da cuenta es que es un pedazo bombón del que todo el mundo está enamorado, tipo Bella Swan pero rubia y muerta. Esto es un poco pesado ya que la protagonista puede tener poca autoestima, pero una cosa es eso y otra es que esté todo el libro pensando porque él está con ella, ¡déjate de chorradas y disfruta que lo tienes, que luego te deprimes cuando no está!


   Lo que quiero decir con esto es que el tema es original y si se hubiese llevado por otro lado sería una novela a destacar, pero la autora nos la ha vendido como una novela pastelosa en la que la protagonista parece más un bebe que una muerta con poderes sobrenaturales. Es una lectura interesante para pasar el rato pero no tiene mayor importancia ya que, según mi punto de vista, es una novela que va a pasar sin pena ni gloria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario